viernes, 20 de marzo de 2009

Cómo darle una pastilla a un gato

1. Tome el gato y acúnelo con su brazo izquierdo como si estuviera sosteniendo a un bebe. Coloque el dedo índice y el pulgar de su mano izquierda para aplicar una suave presión sobre las mejillas del minino, mientras sostiene la píldora con la derecha. Cuando el gato abra la boca, arroje la píldora dentro. Permítale cerrar la boca a los efectos de que el gato la trague.

2. Levante la píldora del suelo y saque al gato de atrás del sofá. Acune al gato en su brazo izquierdo y repita el proceso.

3. Traiga el gato desde el escritorio y tire la píldora baboseada a la basura.

4. Tome una nueva píldora de la caja,acune al gato en su brazo izquierdo, manteniendo las patas traseras firmemente sujetas con su mano izquierda. Fuerce la apertura de mandíbulas y empuje la píldora dentro de la boca con su dedo medio. Mantenga la boca del gato cerrada y cuente hasta 10.

5. Saque la píldora de la pecera y al gato de arriba del armario. Llame a su esposa que esta en el jardín para que lo ayude.

6. Arrodíllese en el suelo con el gato firmemente sostenido entre sus rodillas. Mantenga sus patas traseras y delanteras quietas. Ignore los gruñidos que el gato emite. Pídale a su esposa que sostenga la cabeza del gato con una mano, mientras le abre la boca con una regla de madera. Arroje la píldora adentro y frote vigorosamente la garganta del gato.

7. Traiga al gato del portarrollos de la cortina. Traiga otra píldora de la caja. Recuerde comprar una nueva regla y reparar las cortinas. Barra cuidadosamente los trozos de figuras de porcelana y póngalos aparte para pegarlos luego.

8. Envuelva al gato en una toalla grande y pídale a su esposa que lo mantenga estirado, con sólo la cabeza visible. Ponga la píldora en una pajita de gaseosa. Abra la boca del gato con un lápiz. Ponga un extremo de la pajita en la boca del gato y el otro en la suya. Sople.

9. Verifique en la caja para asegurarse que la píldora que se acaba de tragar no es dañina para seres humanos. Beba un vaso de agua para recuperar el sentido del gusto. Aplique apósitos a los brazos de su esposa y limpie la sangre de la alfombra con agua fría y jabón.

10. Traiga al gato del tejado del vecino. Tome otra píldora. Ponga al gato en el armario y cierre la puerta sobre su cuello, dejando sólo la cabeza fuera del mismo. Fuerce la apertura de la boca con una cuchara de postre. Arroje la píldora dentro de la boca con una bandita elástica.

11. Vaya al garage a buscar un destornillador para volver a colocar la puerta del armario en sus bisagras. Aplíquese compresas frías en las mejillas y verifique cuando fue su última dosis de vacuna antitetánica. Arroje la remera que tenía puesta en el lavarropas y tome una limpia del dormitorio.

12. Llame a los bomberos para bajar al gato del árbol de la calle de enfrente. Discúlpese con su vecino que se acaba de estrellar contra su reja tratando de escapar del gato furioso.

13. Tome la última píldora de la caja. Ate las patas delanteras del gato con las traseras con una cuerda. Átelo firmemente a la pata de una mesa de la cocina. Busque guantes de trabajo pesado. Mantenga la boca del gato abierta con una pequeña palanca. Ponga la píldora en la boca seguida de un trozo de carne. Mantenga la cabeza vertical y vierta medio litro de agua a través de la garganta del gato, para que trague la píldora.

14. Haga que su esposa lo lleve a la sala de emergencias. Siéntese tranquilo mientras el doctor le venda los dedos y la frente y le saca la píldora del ojo. En el camino de vuelta a su casa deténgase en la mueblería para comprar una nueva mesa.

15. Por último arregle con una oficina inmobiliaria para comprar una nueva casa y llame al veterinario, para averiguar si tiene algún hámster para vender.-

4 comentarios:

M.Luz dijo...

jajajajaja muy bueno!!! el paso 9, es autentico!

Una soñadora más... dijo...

Jajajajajajajajajajajajajajajaja que buenooooooooo!!!
Gracias por arrancarme una carcajada!!!!
Un muasssssssssss

Rosa dijo...

jajajajajajajaja.Ayyy que me meooooo toaaaaa jajajajaja.
Que tengo una gata que cada dia esta mas loca y cada vez que tenia que darle una pastilla acababamos las dos peleadas y de los nervios, al final opte por meterla (la pastilla, no la gata jajajaja) dentro de algun caprichito y como es medio boba y no mastica nada suelo engañara. pero si es complicao darle una pastilla ya no te cuento cuando debo ponerle alguna inyeccion, ve la jeringulla y se esfuma de tal manera que aun no he logrado averiguar donde leche se mete, en un departamento no hay mucho donde esconderse.
En fin los que tenemos gato sabemos muy bien quien manda en casa jajajajaja.
Un besote grandote.

Sagitario dijo...

Jajaaajaaaaaa vaya pelea con el gato,no se gana para píldoras y tiritas jajaaa.
Con mi perrita es diferente,le doy un quesito y se acabo,buueeeno eso si..a veces se traga el quesito y escupe la píldora jejjeje.
Muy bueno,me he reido un montón.